domingo, 30 de mayo de 2010

Una nota de amor...


Pensaba en lo increiblemente hermoso que es sentir que amas a alguien, que ese alguien te corresponde (o lo que es mejor: te ama aún mas), que no dudas de ese amor, que puedes contar con su fidelidad para siempre. Lo maravilloso que es decirle que le amas y casi poder ver su mirada llena de ternura, diciendote lo mismo, una y otra vez.

El saber que estará ahi todo el tiempo para tí, que escuchará tus quejas, se alegrará con tus alegrías, perdonará tus faltas, y te consolará cuando lloras. Y que no hay nada que se interponga entre tu y tu amado...

Y me dí cuenta de lo privilegiada que soy, al poder sentir todo eso... y tener este lugar para decirle a mi Dios: Te amo, soy tuya y me rindo totalmente a tí, por que me sedujiste con tu amor eterno e infinito...

viernes, 28 de mayo de 2010

Tiempo de llorar...


Me gusta mucho la lluvia, y en estos dias tenemos días grises y lluviosos por estos lados. Pero muchas veces esto ocasiona que nos pongamos tristes, melancólicas, nostálgicas, y nos dejamos invadir por sentimientos parecidos a esos, a lo mejor ocasionados por experiencias desagradables, pérdidas, y quien sabe cuantas situaciones más.

Pues comencé a sentirme así esta tarde, salí de la oficina bajo la lluvia, y quise buscar la razón por la cual estaba triste. Usualmente cuando esto pasa me siento como si fuera desagradecida pues tengo muchas bendiciones por las cuales debo estar alegre, tengo a Dios a mi lado y su amor es motivo de gozo. Y me dije que a lo mejor era cansancio, traté de justificarme con cualquier cosa a lo mejor para no sentirme culpable por dejarme llevar por ese estado de ánimo, o quiza en el fondo para no reconocer cuales son las verdaderas razones de ello.

Inmediatamente pensé que las razones no importan, y que de igual manera es natural de vez en cuando estar triste. Veo a todos mis héroes de la Biblia que pasaron momentos tremendos de llanto y angustia, de depresion y de pérdida, y estuvieron tristes. El mismo Jesús se sintió así y hasta lloró por su amigo Lázaro.

Eclesiastes 3:4 nos dice que hay "tiempo de llorar y tiempo de reír, tiempo de endechar y tiempo de bailar". Dios no espera que ignoremos este sentimiento ni que nos neguemos el tiempo de lamentarnos o atravesar por nuestro dolor. Pero hay un tiempo para abandonar el dolor y la tristeza.

Entonces, que debemos hacer? creo que confiar en Dios y no resistir cuando el Espíritu nos impulsa hacia adelante. Dios va a proveer el aceite para el gozo, y va a dar color a las cenizas grises que nos cubren. No es malo sentir dolor o tristeza de vez en cuando, pero no dejemos que el enemigo nos robe el futuro hermoso que que Dios tiene para nosotras.

Y lo mas maravilloso, es que El me recuerda todas las promesas que ha proclamado sobre mi vida, una y otra vez:

"No os acordeis de las cosas pasadas ni traigas a memoria las cosas antiguas, he aqui que yo hago cosa nueva, pronto saldrá a luz.." (Isaias 43:18)

"Yo soy vuestro consolador.." (Isaias 51:12)

"En vez de estar abandonada y aborrecida... haré que seas una gloria eterna, el gozo de todos los siglos..." (Isaias 60:15)

"Y cambiaré su lloro en gozo, y los consolaré y los alegraré de su dolor.." Jeremias 31:13

"El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones--" (2a. Corintios:4)

"El gozo del Señor es mi fortaleza..." (Nehemias 8:10)

Y veo la tristeza alejarse en el horizonte, y entonces le digo adiós...

jueves, 27 de mayo de 2010

Yo soy de mi amado y mi amado es mío (Cantares 6:3)


Creo que cuando uno escribe en un blog -cualquiera sea su naturaleza- transmite pensamientos, sentimientos, y en general quien lo lee puede llegar a conocer un poco a la persona que escribe. Yo espero que en todo lo que yo escribo pueda manifestar el inmenso e incomparable amor de Dios hacia mi vida.

Quizá voy a pasar repitiendolo una y otra vez, pero es que nunca lo habia sentido de esta manera. Y no es verdad que al estar enamoradas únicamente queremos hablar del ser amado por que es lo que apasiona nuestra alma y nuestro corazón? Claro, para llegar hasta aqui y poder experimentar ese gozo inexplicable, esa intimidad con aquel que me ama mas profundamente que cualquiera que pueda encontrar en esta tierra, he pasado muchos procesos, que pude identificar cuando leía un libro que habla precisamente de esa travesía espiritual como creyentes, y la manera que se desarrolla nuestra relación con Dios a medida que transitamos por el camino hacia la madurez espiritual. Quiero compartirlo en este sitio por que estoy segura que alguna mujer se identificará en cualquiera de estos niveles de relación con Dios, que encontramos en muchas metáforas en la Palabra de Dios.

En primer lugar, la relación Alfarero/Barro - (Isaias 64:8 "Nosotros somos el barro y tu el alfarero, todos somos obra de tus manos")Cuando llegamos por primera vez a Cristo, nuestra vida espiritual no tiene forma. Somos trozos de barro a quienes el alfarero moldea y transforma,pero no podemos expresarle la respuesta de amor hacia El. No experimentamos ninguna clase de intimidad profunda si permanecemos en este nivel de relacion porque el valor de un trozo de barro se basa en el uso que se le puede dar. Debemos dejar que El moldee nuestra vida para convertirnos en vasos de honra, pero no debemos quedarnos estancados ahi.

La relacion Pastor/Oveja. La parábola del buen pastor en Juan 10:1-18 describe claramente la manera como Dios se ocupa de su pueblo como un pastor de sus ovejas. Personalmente, siempre me sentí como esa oveja perdida por quien El dejó a las otras 99 para ir a su rescate. Me he sentido alimentada y protegida. Sin embargo, las ovejas no pueden compartir los sueños y esperanzas del pastor. Y Dios quiere darnos mas que comida y agua.

La relación Amo/Siervo: Los siervos viven en la misma casa del amo y pueden conversar con él, sobre todo sobre asuntos de trabajo. El siervo disfruta de una relación más intima, que encontramos en la parábola de los talentos (Mateo 25:14-30). Pero sucede que el valor de un siervo se basa en lo bien que puede ejecutar la voluntad de su amo, y aunque es importante que sirvamos a Dios de todo corazón y hagamos su voluntad, Dios sigue anhelando un nivel de intimidad aun mayor con nosotros.

La relación Amigo/Amiga: En una amistad, el amor y la preocupación mutua es la base para esa relación. En Juan 15:15 Jesus les dice a sus discípulos sobre este nivel mas profundo de intimidad que tenia con ellos. Dios desea ser nuestro amigo,nuestro confidente personal. Sin embargo, por mas cercanas que sean dos amigas, la sangre siempre será mas fuerte que cualquier otro vínculo.

La relación Padre/Hija. Cuando entendemos que no somos simplemente barro, la oveja,la sierva, ni siquiera la amiga de Dios, sino tambien su propia hija, es cuando experimentamos una tremenda sanidad de las heridas y desilusiones de nuestra niñez. Es hermoso darnos cuenta que El nos ama, no por lo que hacemos, sino por lo que somos como sus hijas. Y mi espíritu clama ¡Abba!¡Padre! (Gálatas 4:4-6)

La relacion Amado/Amada: es la conexión más íntima de todas. Cuando una mujer se enamora, el centro de su vida y sus prioridades cambian y todo lo demas pasa a un segundo plano, lo principal es su relación de amor. Dios quiere que nos enamoremos hasta lo más profundo de El, que nos deleitemos solo con estar en Su presencia, que lo conozcamos y que nuestras prioridades esten alineadas con Sus deseos.

He pasado cada una de esas etapas, y a lo mejor voy a seguir siendo barro, oveja, sierva, hija. Pero por sobre todas las cosas, soy Su amada, por que El es el mío, el que ama mi alma, el que me dice que soy hermosa y que no ve en mí mancha, por que ya fui lavada con la sangre de Jesus. Y quiero que todos los dias de mi vida cautive mis sentimientos, mis pensamientos, que mi amor sea solo para El. El deseo de mi corazon es caminar con El, deleitarme en El siempre! Quiero perseguirlo con la misma pasión con la que El me ha perseguido todo el tiempo...y que tenga conmigo todo su contentamiento (Cantares 7:10),

martes, 25 de mayo de 2010

Dejando atras el pasado...


"Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante..." (Fil 3:13)

Vivimos en una sociedad a la que le encanta poner excusas, y una de nuestras frases favoritas es: "No es mi culpa". A todos nos han sucedido cosas negativas. Podemos encontrar con facilidad motivos para tener siempre una piedra en el zapato. Todos podemos inventar excusas y culpar el pasado por alguna mala actitud, decisión o el mal humor.

Talvez tengamos razones validas. Talvez hemos pasado por cosas que nadie merece pasar en la vida como el abuso físico, verbal, sexual o emocional. Talvez sea una enfermedad crónica, o algún otro problema físico irreparable. Talvez alguien se aprovecho de nosotros en algún negocio y nos hizo perder nuestros ahorros y nuestra autoestima.

He comprendido que todas estas son experiencias que nadie las quiere, pero para vivir una vida en victoria, no podemos usar las heridas del pasado para tomar malas decisiones hoy.

He decidido dejar atras el pasado y las personas que estan ahi que me provocaron dolor. He decidido dejar atras las excusas y ya no sentir autocompasión por mi misma. Quiero liberarme de esa mentalida de víctima. Ya no quiero aferrarme a sentimientos de amargura, resentimiento o tristeza, pues envenenan mi futuro. En el nombre de Jesus dejo atras esas emociones, voy a perdonar a los que me hicieron daño y me he perdonado a mi misma por los errores que he podido cometer.

Y tú, que vas a dejar atrás? prosigamos hacia adelante, a la meta del supremo llamamiento en Cristo Jesus... es el mejor camino, en el que siempre llegaremos al mejor destino: Su Presencia!

viernes, 21 de mayo de 2010

Nací princesa y tendré mi corona!



Esta noche asistí a una cena de despedida de la oficina. Había música en vivo y de repente comenzaron a repartir sombreros festivos, pelucas de papel, corbatas brillantes, y otros accesorios para hacer ruido al son de la música. Entonces ví a unas amigas luciendo unas hermosas coronas con sus piedras de colores, y me parecieron bellisimas a pesar que eran plasticas y de pura fantasía.

Comencé a pedir una, parecía una niñita suplicando un juguete, e inmediatamente me la dieron, me la puse sobre la cabeza y me sentí como una verdadera Princesa!

Y si, imaginaron bien. En mi corazón Dios me afirmaba que soy Su Princesa, hija amada de ese Rey de Reyes que es el Soberano del universo! Y luego pensé en esa corona de vida que quiero recibir cuando llegue a Su presencia, no quiero pedírsela, espero que El me llame a recibirla. Y como dice la canción de Marcos Vidal: No me importa el color.... por que sé que será hermosa! Y salí de ese lugar luciendola, tratando de imaginar como va a ser ese momento...y la emoción que voy a sentir al tenerla sobre mi cabeza, frente a la mirada complacida de mi Padre Celestial...

"Bienaventurado aquel que soporta la tentación, porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida que Dios ha prometido a los que le aman.." (Santiago 1:12)

jueves, 20 de mayo de 2010

Quien eres realmente?



Esta tarde mientras hacía mi rutina de caminar al menos por 40 minutos despues del trabajo, recordé algo que me sucedió hace algunos años, cuando una persona llena de mucha rabia hacia mí me pregunto gritando: ¿Quien eres realmente? Y la pregunta venía en el momento que esa persona sintió que yo la habia defraudado, por que siempre me había visto perfecta, inalcanzable, me tenía en un pedestal, casi en un trono. Pero un día se dió cuenta de mis imperfecciones y defectos, y fui la causa de su total decepción, por lo que siempre me culpó de haberle engañado...

Y recuerdo que con mucho dolor y confusión no supe que responder. La pregunta me dolió tanto en ese momento por que lo único que yo habia querido ser para esa persona era una persona perfecta, "sin mancha ni arruga" y no lo habia conseguido. Y puesto que en ese momento no tenía clara cual era mi identidad en Cristo, simplemente callé.

Al traer eso a memoria comencé a recordar cuantas mujeres en la Biblia fueron acusadas, condenadas, etiquetadas, llamadas por un nombre que no merecían, pero que al tener un encuentro con Jesucristo supieron quienes eran realmente. Y quiero mencionar algunas, quizá las mas conocidas, y no precisamente por sus virtudes y cualidades, sino por su pasado imperfecto y lleno de manchas.

Recuerdas a Tamar? la hija de David que fue violada por su propio hermano Amnón? Ella fue rechazada inmediatamente despues de ser abusada por una de las personas a quien ella mas amaba y en quien mas confiaba. Y lo que sucedió despues fue un desprecio total de parte de su hermano, quien una vez satisfecho su deseo físico, la mandó a echar de su habitación, trayendo sobre ella repudio y desconsuelo. (2a. Samuel 13:1-21) Puedo imaginar que ella se sintió como la mujer que menciona Ezequiel 16:6-10 "Y pasé junto a ti y te vi sucia en tus sangres, y cuando estabas en tus sangres te dije "Vive"! Tamar sobrevivió gracias a su hermano Absalón, quien la tomó a su cuidado, la consoló y la justificó.

Y que hay de aquella mujer Samaritana a quien Jesus le dijo "Porque cinco maridos has tenido y el que ahora tienes no es tu marido, esto has dicho con verdad" (Juan 4:18) Muchas relaciones insalubres provienen de una incapacidad emocional. Buscamos nuestra felicidad en relaciones con personas que nunca podrán llenar el vacío que solo tiene la forma de Dios en nuestro corazón.

Tomemos a Maria Magdalena, la mujer controlada por espiritus malignos y que se dice era una prostituta. Ella se convirtió en una mujer consumida por una completa devocion y amor por Jesus despues de tener un encuentro con El.

No podemos excluir de esta lista de "famosas" a la mujer adúltera (Juan 8:3-7). Cuando la trajeron delante de Jesús El no la condenó, vió a una mujer herida y le ministró perdón. El no estaba tolerando el pecado de adulterio, sino que llenó su necesidad - siempre me he preguntado donde estaba el hombre que estaba cometiendo adulterio con ella! Pero es que la sanidad era para ella precisamente en ese momento.

Lucas 13:11-13 nos muestra a otra mujer, encorvada desde hacía 18 años, que no podía enderezarse. Jesus la ve entre la multitud, la llama y le dice Mujer, eres libre! Cuantas veces caminamos llevando en nuestra espalda el peso de nuestras preocupaciones, enfermedades, culpas, verguenzas; encorvadas de tal manera que solo podemos ver el suelo? Pero Jesus nos llama, al igual que a esa mujer, para darnos vida, para liberarnos de esas cargas que El ya llevó por nosotros a la cruz del calvario. El quiere que seamos libres para El y que caminemos derechas y con nuestra frente en alto sabiendo Quien nos sostiene y levanta.

Gracias a Dios que El viene siempre a nuestro encuentro, llama a mujeres encorvadas y las endereza, resucita mujeres muertas, llena las necesidades de aquellas que muchas veces buscamos amor y aceptación en un ser humano, nos da de esa agua de vida eterna.

Y es entonces cuando podemos responder a esa misma pregunta de entonces ¿Quien eres realmente? Yo ahora puedo decir, con absoluta certeza, que soy una hija de Dios, que mi vida está escondida en El, y que si antes fui llamada mentirosa, pecadora, rechazada y desamparada, ahora soy bienaventurada, redimida, santificada, justificada,libre,una Princesa de Dios!

miércoles, 19 de mayo de 2010

Direccion...?



Ví esta fotografía y pensé en lo maravilloso que sería encontrar esta calle, entrar ahi y simplemente caminar mientras siento los brazos de mi Padre a mi alrededor, y dejarme amar como una niña pequeña, mientras El me dice lo especial que soy para El! La niña de Sus ojos, Su tesoro de gran valor...

Pero inmediatamente me dí cuenta que no necesito encontrar esa dirección, por que mis pasos ya se dirigen por ese camino, el que mi Padre ha trazado para mí desde antes de la fundación del mundo, y en el que soy amada, aceptada, justificada, santificada.

Y mi corazón se llena de la mas inmensa alegría!!! Ya no solo camino, tambien danzo!

Aunque caí, me levantaré....


" Tú, enemiga mia, no te alegres de mí, por que aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, Dios será mi luz. Soportaré su ira por que pequé contra él, hasta que juzgue mi causa y haga mi justicia; El me sacará a luz..." Miqueas 7:8-9

Alguna vez te has sentido tan pecadora y desesperanzada que has pensado que Dios no escucha tus oraciones? Has sentido como si tus oraciones golpean el techo? El enemigo de tu alma te recuerda tus pecados y te dice que no eres suficientemente buena para que Dios oiga tus oraciones? Puedes identificarte con David cuando clamaba: ¿Hasta cuando me olvidarás para siempre? ¿ Hasta cuando esconderás tu rostro de mí? ( Salmo 13:1)Dios no esta jugando a las escondidas con nosotras. Es mas, El dice en Hebreos 13:5 "Nunca te dejaré, jamás te abandonaré". Nunca, en griego, de la manera que se usa en este versículo significa: "Nunca, de ninguna manera, en ningun caso, en ningun momento, ninguna vez, de ningun modo, te abandonaré" Esto está establecido en los cielos y en la mente de Dios.

Lo que estés pasando ahora puede significar que Dios te está enseñando y preparando para una obra especial. Hebreos 12:6-8 proclama: "Por que el Señor al que ama, disciplina". Todos los hijos de Dios debemos pasar por etapas de entrenamiento. La Palabra declara que aún la fé sometida a prueba es mas preciosa que el oro.

Es maravilloso darme cuenta que he sido reintegrada completamente, mis pecados fueron perdonados, soy liberada de mis ataduras y adicciones (aunque yo no lo crea ni lo vea ahora así) y sé que Dios me confiará un ministerio por encima de mi sueño más descabellado.

Mujeres, nuestro tiempo ha llegado, El nos levantará!

sábado, 15 de mayo de 2010

El buen nombre


Estoy leyendo un libro cuya versión en el cine me llamó mucho la atención. Se llama "El buen nombre" ( The namesake, en inglés) y su autor es Jhumpa Lahiri y cuenta la historia de un universitario bengalí que sobrevive a un terrible accidente ferroviario, y cuando nace su primer hijo le escoge un nombre en honor a un célebre escritor ruso. El niño,hijo de bengalíes, ciudadano estadounidense y de nombre ruso, debe evolucionar por medio de un viaje en busca de un lugar, de una voz, de un nombre propio en medio de la confusión de la vida... (comentario del editor).

Me hizo pensar en que curiosamente, los seres humanos estamos en este mundo viviendo las mismas circunstancias de ese personaje. Nuestros padres escogen un nombre para nosotros,por el que somos conocidos social y legalmente - algunas veces, como el personaje del libro, el nombre que escogieron no nos gusta. En el transcurso de la vida las personas nos llaman con apodos, algunas veces cariñosos y otras, despectivos (los niños son especialísimos para esto en la escuela). Incluso esos pseudonombres nos pueden llegar a afectar seriamente nuestra personalidad y carácter. Y muchas veces somos juzgados y terminamos creyendo que somos lo que los demas dicen de nosotros. Y vivimos encadenados a esos nombres que nos atan a un pasado, a una circunstancia, a una persona. No somos libres.

Pero cuando aceptamos la paternidad de Dios, El nos da una identidad nueva y perfecta, volvemos a nacer y entonces El nos llama Sus hijos. Y los unicos adjetivos con el que nos llama son llenos de amor. Podemos ser libres de esos nombres y apodos con que los demas nos habian etiquetado.

Y me sorprendí cuando conocí los nuevos nombres con los que El me ha llamado:

"Su amiga, su hermosa, su paloma" ( Cantar de los Cantares 2:13-14)
"Su hermana, su Perfecta" (Cantar de los Cantares 5:2)

Ademas, me dice que soy perdonada, amada, aceptada, justificada, sin condena, libre!

Mi identidad esta en El, quien escribió una nueva acta de nacimiento, con un nuevo nombre para mi, bueno y perfecto, agradable para El. Y en medio de la confusión de la vida, no tengo que buscar un nombre pues El ya me lo dió, ni una voz, por que escucho la suya, mucho menos busco un lugar, por que aunque ahora vivo en un valle de sombra y de muerte, hay un hogar celestial que me espera... Y mi corazón se alegra por eso.

jueves, 13 de mayo de 2010

¡¿Qué otro amor como el de mi mamá?!


Y siguiendo con el tema, pues yo tambien estoy "reloaded" de amor materno, y transcribo una porción del mensaje que mi hijo mayor, de 20 años, me dedicó en el dia de las madres... me recordó cuando estaba pequeño y me escribia notas.. y trajo a mi mente dos porciones de la Palabra de Dios:
"Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada" Prov 31:28
"Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que aún siendo pecadores, Cristo murió por nosotros" Romanos 5:8


No puedo poner en palabras lo que sentí al leer el mensaje completo... solo le doy gracias a Dios por Su amor y por el amor de un hijo que sabe que es amado a pesar de...como yo me he sentido muchas veces!

Bueno pues, yo también le escribo a MI mamá.

Ah, por donde comenzar... No es fácil aguantar veinte años, eh?
El amor de mi mamá no es como cualquier otro "amor".
Ella siempre ha estado ahi,
en las buenas y quizá quien más está en las malas
siempre preocupándose por su hijo...
De verdad no sé como mantiene ese amor después de tantas regadas.
Al menos conmigo... siendo tan necio, jajaja
desde caerme de la bici, hasta chocar el carro, jajajaja...
De verdad, ¿cómo le hará?

.... tantas cosas que hace... que no podria mencionar..
¿Quién está cuando necesito algo? Mi mamá!
Cuando me siento mal, mi mamá;
cuando estoy triste, mi mamá;
cuando "la riego", mi mamá;
¿Quién me ha defendido? Mi mamá...
Desde que lloraba en la cuna hasta ahora que ya tengo problemas de otro calibre...
sieeeeeempre es ella la que anda atrás mio, levantándome cuando me caigo y limpiando mis heridas...

Amor de madre, amor de Dios?


Me permito copiar un artículo escrito por una amiga y que nos lo compartió con motivo del recien celebrado día de las madres. Justamente en la iglesia nos compartían tambien del inmenso amor de Dios y como se asemejaba al de una madre. Lo que van a leer fue escrito por una mujer, conocedora de ambos!

"Ahora vengo con el amor maternal “reloaded” porque fue el acto del Día de la Madre de mi hija. Así que les dejo un quote más del Día de la Madre que encontré el lunes, y además este quote resume algo que escribí hace tiempo, hace dos años, acerca del mismo concepto. Espero que les guste y que se sepan amados:


Mother’s love is peace. It need not be acquired, it need not be deserved.

Erich Fromm



Verdades encerradas en frases gastadas
Muchas veces he pasado por alto el cliché que se vuelve común en el mes de mayo de que el amor de una madre es una expresión del amor de Dios. Pero últimamente he vuelto a pensar en esto, con más detenimiento. Al final, hay que admitir que para que una frase se vuelva cliché, muchas personas tienen que haberla repetido y eso tiene que valer por algo.

Espero mi segunda hija. Al menos el ultrasonido que nos tomaron hace unas cuantas semanas así parecía revelarlo. Otra niña. La felicidad de esta espera es una nube rosada que se ha instalado en nuestro hogar. Camila, la hermanita mayor, aún ignorante de lo que significa tener una hermana, ya expresa su amor por la nueva invitadita de la casa; sin siquiera conocerla, sin ver su cara, sin saber que le robará la paciencia más de una vez como solemos hacer los hermanos menores (fui la menor después de dos varones). Al ver esa dulce inocencia de Camila, me lleno de amor. Pero es algo difícil de explicar, porque el amor encierra tantos significados y, cuando uno quiere embotellar en cuatro letras todo lo que se siente, una emoción tan sobrecogedora y poderosa, pues, se queda corto. Ahí es donde vuelvo al cliché. A la dura tarea de aceptar que, al ser madre, casi todos los clichés asociados a la maternidad se me hacen ciertos.

Hace unos días, compartiendo un tiempo con mi mamá y con Camila, le confesé a mi Mami que hasta que tuve a mi hija pude saber, sentir, y tener la certeza de cómo ella me ama a mí. Es una verdad que llega a sobrepasar el chato entendimiento que tenemos del amor, saber que mi madre sintió esto por mí. Este convencimiento de que por ese pedacito de persona darías tu vida sin suspirar. Y eso es una verdad que te llena de mucha fuerza. Esta mujer me ama de esa forma por el simple hecho de existir. No tengo que hacer nada para merecerlo. Nunca tuve que hacer nada para merecerlo. Simplemente me ama. Y ese amor le da la vida al mismo tiempo.

Pues eso. Así nos ama Dios. No tengo otra manera de ponerlo. Basta con ser, con existir. Nos ama lo suficiente como para hacer de cada uno de nosotros un milagro. Una célula que cobra vida, que crece, que se alimenta del cuerpo de su madre, que nace al mundo en el más maravilloso evento de la naturaleza. No creo que haya madre o padre en este mundo que al contemplar la carita de su hijo no se convenza de que ese pequeño ser es un milagro. Un milagro. Todos, cada uno de nosotros. Qué amor tan grande! Qué cliché tan gastado! Qué maravilla encontrar una verdad tan hermosa en palabras tan comunes y que pasamos por alto tantas veces.

La idea de este palabrerío no es ganarme un super regalo del Día de la Madre (¡!) Más bien, es mi forma de expresar lo agradecida que me siento por esa verdad. Porque si Dios necesitara o requiriera que yo fuera merecedora de su amor para amarme, entonces, estoy segura de que yo estaría en serios problemas. Y también este palabrerío es la forma que tengo de decirle a los demás que basta con un cliché que muchos leemos a la carrera y sin emoción para sentirse completo en esta vida: Dios te ama. Sin que hagas nada, sin afanes, sin merecerlo. Dios te ama. Eso basta."

domingo, 9 de mayo de 2010

La batalla por dar vida...


Y llamó Adan el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes. (Genesis 3:20)
Todos sabemos lo que pasó en el jardín del Eden, todos conocemos la historia de la serpiente, que era mas astuta que todos los animales del campo creados por Dios, que se acercó a Eva y le dijo: Con que Dios ha dicho....? y el corazón de ella fue confundido con esas palabras que pusieron duda, confusión y engaño.

Y pienso en como hasta nuestros dias el enemigo de nuestras almas viene a nosotras susurrando las mismas palabras, con la misma intención de engañarnos y distorsionar la Palabra que Dios ha dicho a nuestros corazones.

Que es lo que esta escrito en nuestros corazones? la verdad de Dios o la mentira del diablo? Temblamos delante de él, inseguras, temorosas,y comenzamos a guardar los pensamientos que no somos suficientes, que no somos agradables, que no hacemos las cosas que tenemos que hacer de la mejor manera... y pareciera que nunca vamos a cumplir las expectativas que exigimos de nosotras mismas.

Y siendo madres, hijas de Eva, la misma serpiente nos ataca con la misma pregunta que le hizo a ella: Con que Dios ha dicho...?? y se nos olvida lo que El ha dicho sobre nosotras: que somos aceptadas, que somos perdonadas, que NO somos condenadas y que El es nuestro todo suficiente... queremos ser mujeres perfectas y nos frustramos al darnos cuenta que no podemos cumplir con los requisitos para llegar a ser consideradas como tales. Y pensamos que hemos fallado!

Y entonces me doy cuenta el porqué el enemigo lanza esos dardos a nuestra mente: por que las mujeres somos productoras y al igual que Eva, dadoras de vida, por que es por medio de nosotros que un niño entra a este mundo, por que somos un canal de la bendición de Dios. Satanás sabe que somos una puerta a la vida, y lo unico que quiere es usarnos para también él entrar a nuestras vidas y las de aquellos que amamos, solo para robar, matar y destruir.

No olvidemos que hay una enemistad especial entre las mujeres y el enemigo (Génesis 3:15), él nos busca siempre para tener conflicto, para robarnos bendiciones. Las mujeres somos las criaturas más vulnerables a su ataque. Por lo tanto, estemos en guardia, siempre! Vayamos al frente por nuestros hogares, por nuestros hijos y por sus generaciones venideras.

Y para aquellas mujeres que sienten que no han sido "suficientes" por que no han podido llevar en su vientre un hijo, recordemos que somos portadoras de vida en todo lo que hacemos, sobre todo si lo que podemos brindar a los demas es a Cristo, quien es el camino, la verdad y la VIDA. No permitas que el enemigo se interponga entre tú y la tarea que Dios te ha dado de ser dadora de vida... en Su Nombre!