Tiempo de llorar...


Me gusta mucho la lluvia, y en estos dias tenemos días grises y lluviosos por estos lados. Pero muchas veces esto ocasiona que nos pongamos tristes, melancólicas, nostálgicas, y nos dejamos invadir por sentimientos parecidos a esos, a lo mejor ocasionados por experiencias desagradables, pérdidas, y quien sabe cuantas situaciones más.

Pues comencé a sentirme así esta tarde, salí de la oficina bajo la lluvia, y quise buscar la razón por la cual estaba triste. Usualmente cuando esto pasa me siento como si fuera desagradecida pues tengo muchas bendiciones por las cuales debo estar alegre, tengo a Dios a mi lado y su amor es motivo de gozo. Y me dije que a lo mejor era cansancio, traté de justificarme con cualquier cosa a lo mejor para no sentirme culpable por dejarme llevar por ese estado de ánimo, o quiza en el fondo para no reconocer cuales son las verdaderas razones de ello.

Inmediatamente pensé que las razones no importan, y que de igual manera es natural de vez en cuando estar triste. Veo a todos mis héroes de la Biblia que pasaron momentos tremendos de llanto y angustia, de depresion y de pérdida, y estuvieron tristes. El mismo Jesús se sintió así y hasta lloró por su amigo Lázaro.

Eclesiastes 3:4 nos dice que hay "tiempo de llorar y tiempo de reír, tiempo de endechar y tiempo de bailar". Dios no espera que ignoremos este sentimiento ni que nos neguemos el tiempo de lamentarnos o atravesar por nuestro dolor. Pero hay un tiempo para abandonar el dolor y la tristeza.

Entonces, que debemos hacer? creo que confiar en Dios y no resistir cuando el Espíritu nos impulsa hacia adelante. Dios va a proveer el aceite para el gozo, y va a dar color a las cenizas grises que nos cubren. No es malo sentir dolor o tristeza de vez en cuando, pero no dejemos que el enemigo nos robe el futuro hermoso que que Dios tiene para nosotras.

Y lo mas maravilloso, es que El me recuerda todas las promesas que ha proclamado sobre mi vida, una y otra vez:

"No os acordeis de las cosas pasadas ni traigas a memoria las cosas antiguas, he aqui que yo hago cosa nueva, pronto saldrá a luz.." (Isaias 43:18)

"Yo soy vuestro consolador.." (Isaias 51:12)

"En vez de estar abandonada y aborrecida... haré que seas una gloria eterna, el gozo de todos los siglos..." (Isaias 60:15)

"Y cambiaré su lloro en gozo, y los consolaré y los alegraré de su dolor.." Jeremias 31:13

"El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones--" (2a. Corintios:4)

"El gozo del Señor es mi fortaleza..." (Nehemias 8:10)

Y veo la tristeza alejarse en el horizonte, y entonces le digo adiós...

Entradas populares de este blog

Pies de cierva en Lugares Altos

El comienzo...A vencer gigantes

Nací princesa y tendré mi corona!