domingo, 8 de agosto de 2010

La Reina Esther


‎"Hay un momento en la historia de nuestra vida cuando Dios nos desafía a tomar una decisión. Es un "ahora o nunca". Como Mardoqueo cuando le dijo a la Reina Esther: Quien sabe si para esta hora Dios te puso ahí". S.Contreras

Esta frase ha llamado mi atención y me ha inquietado a estudiar el libro de Esther. Tiene que ver con ese momento tan trascendental en el que tenemos que tomar una decisión confiando que Dios nos ha llevado a ese momento, para cumplir Su voluntad en nosotros de acuerdo a lo que El ya tiene planeado desde antes de la fundación del mundo. Claro, tomar la decisión requiere de mucho valor. Y Esther fue una mujer valiente.

Buscando un poco de historia, encontré este sitio que quiero compartir y cuyo enlace e introduccion dejo a continuación, pues contiene una sinopsis de esta hermosa historia.

"Esta pequeña joya (refiriendose al libro de Esther), oculta en un rincón oscuro del Antiguo Testamento, es un libro sumamente rico y además es histórico. Aunque lamentablemente sigue habiendo actualmente personas que afirman que algunos de los relatos del Antiguo Testamento son leyendas, existe evidencia substancial de que los acontecimientos que se cuentan en Ester sucedieron de verdad. Tuvieron lugar durante los días de la cautividad de Israel cuando estuvo sometida como nación a esclavitud en Babilonia. Durante los tiempos de aquella cautividad surgió un hombre que, como primer ministro de Babilonia, lanzó un ataque contra los judíos e intentó borrar a este pueblo de la faz de la tierra, de la misma manera que Hitler lo intentó en época más reciente, pero Dios se movió de manera maravillosa para librar a su pueblo por medio de Ester, que se convirtió en reina de este reino extranjero".

http://www.pbc.org/files/messages/3052/0217sp.html

viernes, 6 de agosto de 2010

Seguir adelante...



He descubierto que en mi caminar con el Señor hubo momentos en los que me detuve, por encontrarme con alguna situación que llamó mi atención o con una persona que apareció inesperadamente y hacia quien sentí la misma atracción, y tomé la decision de "tomar un descanso" y no seguir la ruta trazada por Dios para mi vida.

Este punto de "distracción" funcionaba por un tiempo, y me sentía tan bien que olvidaba que mi verdadero destino estaba adelante, esperando por mi. Al final de la experiencia lo único que gané fue fracaso y frustración, y siempre fue sumamente difícil retomar el camino. Quizá por que invertía todas mis energías en esa situación pensando que valía la pena. Quizá por que creía que iba a ser capaz de manejarla yo sola, o quizá por que sentía que esa persona me necesitaba y que debía darle mi atención y tiempo.

En los últimos días he recibido mensajes claros de Dios al respecto. Y es precisamente por que El sabe que estoy desde hace algun tiempo tratando de retomar el camino que interrumpí en algun punto. Y me he sentido cansada, y he sentido tristeza, y he experimentado culpa, impotencia, frustración, y me he dado cuenta de todo el tiempo que perdí dedicando todo mi ser a algo que no tenía ningun valor en la Eternidad de Dios, que es mi destino final.

Asi que este día decido seguir adelante, dar ese primer paso confiando que la gracia de Dios me sostiene, y que aunque todo en este mundo cambie (incluso yo misma) El permanece siempre fiel.

Seguiré adelante, por que El me espera, con una vida maravillosa en la eternidad.

martes, 3 de agosto de 2010

Las lecciones de mi Padre



No dejo de maravillarme con lo cuidadoso que ha sido Dios conmigo hasta este día. Veo como me ha llevado de la mano y me ha guiado por caminos que yo nunca escogí recorrer, pero que El tenia preparados para mi por que han sido los mejores. Y siempre lo ha ha hecho con amor. Siempre.

El sabe que si me suelto de su mano voy a correr hacia donde El no quiere que vaya, voy a perseguir los sueños que no son los Suyos para mi vida. Sabe que aunque a mí me parezcan buenos, eso caminos son de sufrimiento y dolor, y El no desea esto para mi. Sus pensamientos acerca de mí son de paz y no de mal (Jeremias 29:11).

Y he conocido el celo de Dios, ese anhelo de Su Espiritu por hablar siempre al mío y demostrarme Su amor eterno y perfecto para que no busque nada fuera de El.

Pero como oveja torpe y necia, muchas veces dejé de seguir a mi Pastor, no quise escuchar Su voz y decidí ir al prado vecino, por que me pareció mas verde y mas atractivo, "agradable a los ojos" (Genesis 3:6). Y al soltarme de la mano de mi Padre, al dejar de escuchar la voz de mi Pastor, lo unico que pude experimentar fue dolor, frustración, tristeza. Pero en medio de mi desobediencia estaba mi Padre, esperandome a que volviera mis ojos a El y le pidiera que de nuevo me tomara de Su mano, que me trajera de regreso al redil, a mi hogar.

Y en medio de todo el quebranto y mis lágrimas, he podido conocer su disciplina pero al mismo tiempo Su maravilloso consuelo. Aun cuando me exhortaba para que dejara de ser arrogante, insujeta y desobediente (Si, esas fueron las palabras que usó a través de alguien), pude sentir su cuidado y amor. Y luego me ha dicho: "Yo habito con el quebrantado y humilde de espíritu para hacer vivir el espiritu de los humildes y para vivificar el corazón de los quebrantados" (isaias 57:15)

Sí, he sido quebrantada, pero ahora mi espíritu vive y mi corazón le glorifica.

Y no quiero volver a soltarme de Su mano!