Dejando atras el pasado...


"Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante..." (Fil 3:13)

Vivimos en una sociedad a la que le encanta poner excusas, y una de nuestras frases favoritas es: "No es mi culpa". A todos nos han sucedido cosas negativas. Podemos encontrar con facilidad motivos para tener siempre una piedra en el zapato. Todos podemos inventar excusas y culpar el pasado por alguna mala actitud, decisión o el mal humor.

Talvez tengamos razones validas. Talvez hemos pasado por cosas que nadie merece pasar en la vida como el abuso físico, verbal, sexual o emocional. Talvez sea una enfermedad crónica, o algún otro problema físico irreparable. Talvez alguien se aprovecho de nosotros en algún negocio y nos hizo perder nuestros ahorros y nuestra autoestima.

He comprendido que todas estas son experiencias que nadie las quiere, pero para vivir una vida en victoria, no podemos usar las heridas del pasado para tomar malas decisiones hoy.

He decidido dejar atras el pasado y las personas que estan ahi que me provocaron dolor. He decidido dejar atras las excusas y ya no sentir autocompasión por mi misma. Quiero liberarme de esa mentalida de víctima. Ya no quiero aferrarme a sentimientos de amargura, resentimiento o tristeza, pues envenenan mi futuro. En el nombre de Jesus dejo atras esas emociones, voy a perdonar a los que me hicieron daño y me he perdonado a mi misma por los errores que he podido cometer.

Y tú, que vas a dejar atrás? prosigamos hacia adelante, a la meta del supremo llamamiento en Cristo Jesus... es el mejor camino, en el que siempre llegaremos al mejor destino: Su Presencia!

Comentarios

Ana ha dicho que…
Decido repetirme esto en mi oracion diaria, que lindo " He decidido dejar atras el pasado y las personas que estan ahi que me provocaron dolor. He decidido dejar atras las excusas y ya no sentir autocompasión por mi misma. Quiero liberarme de esa mentalida de víctima. Ya no quiero aferrarme a sentimientos de amargura, resentimiento o tristeza, pues envenenan mi futuro. En el nombre de Jesus dejo atras esas emociones, voy a perdonar a los que me hicieron daño y me he perdonado a mi misma por los errores que he podido cometer."

Entradas populares de este blog

Pies de cierva en Lugares Altos

El comienzo...A vencer gigantes

Nací princesa y tendré mi corona!