miércoles, 19 de mayo de 2010

Aunque caí, me levantaré....


" Tú, enemiga mia, no te alegres de mí, por que aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, Dios será mi luz. Soportaré su ira por que pequé contra él, hasta que juzgue mi causa y haga mi justicia; El me sacará a luz..." Miqueas 7:8-9

Alguna vez te has sentido tan pecadora y desesperanzada que has pensado que Dios no escucha tus oraciones? Has sentido como si tus oraciones golpean el techo? El enemigo de tu alma te recuerda tus pecados y te dice que no eres suficientemente buena para que Dios oiga tus oraciones? Puedes identificarte con David cuando clamaba: ¿Hasta cuando me olvidarás para siempre? ¿ Hasta cuando esconderás tu rostro de mí? ( Salmo 13:1)Dios no esta jugando a las escondidas con nosotras. Es mas, El dice en Hebreos 13:5 "Nunca te dejaré, jamás te abandonaré". Nunca, en griego, de la manera que se usa en este versículo significa: "Nunca, de ninguna manera, en ningun caso, en ningun momento, ninguna vez, de ningun modo, te abandonaré" Esto está establecido en los cielos y en la mente de Dios.

Lo que estés pasando ahora puede significar que Dios te está enseñando y preparando para una obra especial. Hebreos 12:6-8 proclama: "Por que el Señor al que ama, disciplina". Todos los hijos de Dios debemos pasar por etapas de entrenamiento. La Palabra declara que aún la fé sometida a prueba es mas preciosa que el oro.

Es maravilloso darme cuenta que he sido reintegrada completamente, mis pecados fueron perdonados, soy liberada de mis ataduras y adicciones (aunque yo no lo crea ni lo vea ahora así) y sé que Dios me confiará un ministerio por encima de mi sueño más descabellado.

Mujeres, nuestro tiempo ha llegado, El nos levantará!

No hay comentarios: