Mis sueños, sus sueños?



Ya no voy a esforzarme en alcanzar las cosas con las que yo sueño, a menos que sean las que Dios desea para mi...esas serán siempre buenas, acordes a Su preciosa voluntad y a los planes de bienestar que El tiene para mi vida.

Quizá El tenga que desbaratar mis sueños para cumplir Su propósito en mi. Quizá El tenga que permitir quebrantamiento para que yo mengüe y El crezca, a lo mejor me pida que deje ir las cosas o personas a las que me aferro, por que El me tiene algo preparado más adelante, que traerá bendiciones a mi vida.

Lo que sea que El sueñe y planee para mí, será siempre perfecto y estoy segura que me permitirá ver Su Gloria, y podré entonces deleitarme en El por la eternidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pies de cierva en Lugares Altos

El comienzo...A vencer gigantes

Nací princesa y tendré mi corona!