miércoles, 1 de septiembre de 2010

Libre para El!



Un mes más finalizó ayer, y aún estoy sorprendida de la manera en la que Dios cerró un círculo que yo no había sido capaz de cerrarlo con mis fuerzas. No sé ni siquiera como describirlo aquí. Solo sé y puedo proclamar que las promesas de Dios son ciertas, que El promete lo que cumple si tan solo nosotros creemos en Su Palabra y en Su justicia, y nos rendimos totalmente a El.

Tuve que renunciar a mí misma, a mis sentimientos, a mis pensamientos, a mis propias decisiones y escogí Su voluntad. Y aunque esa rendición fue increíblemente difícil, yo sabía en mi corazón que era lo único que iba a poder sacarme de ese estado de inmobilidad, de estancamiento, y a veces hasta de retroceso en mi caminar con Dios.

Ahora veo como El me trajo de la mano, la manera como Su amor estuvo conmigo, he conocido el celo de Su espíritu por el mío, que no iba a soltarme nunca, porque le pertenezco. Y todo ha valido la pena! Entonces El me trajo a memoria la palabra que me dio hace un año, cuando pedí Su ayuda para comenzar este proceso:

"Si tu dispusieras tu corazón, y extendiereis a él tus manos; si alguna iniquidad hubiere en tu mano, y la echares de tí, Y no consintieres que more en tu casa la injusticia, entonces levantarás tu rostro limpio de mancha. Y serás fuerte, y nada temerás; Y olvidarás tu miseria o te acordarás de ella como aguas que pasaron. La vida te será más clara que el mediodía; aunque oscureciere,será como la mañana. Tendrás confianza, por que hay esperanza.." (Job 11:13-18)

No hay amor más grande, no hay nadie que pueda ocupar el lugar que solo le pertenece a Jesucristo en nuestros corazones, no hay nadie que nos ame de la manera que El lo hace. Y solo puedo decir con todo mi corazón: "me libró, por que se agradó de mí…" (Salmo 18:19). Sólo quiero seguir agradándole a El! Soy libre para El!

No hay comentarios: