Libertad



Gálatas 5:1
1 Cristo nos libertó para que vivamos en libertad. Por lo tanto, manténganse firmes y no se sometan nuevamente al yugo de esclavitud.


Usualmente, cuando escuchamos la palabra "Libertad" y la queremos aplicar a nuestra vida, pensamos en el hecho de ser independientes, autosuficientes y no estar atados a situaciones o relaciones que no nos agradan.

Muchos hoy en día exaltan la libertad, aquella de tener licencia para hacer cualquier cosa con tal que satisfaga sus propios intereses y deleites. En esa busqueda desesperada y desenfrenada de ser libres, terminamos tomando decisiones que al final nos llevan a ser esclavos de nuestros propios pensamientos, sentimientos y por ende, acciones. Por experiencia propia puedo afirmar que en mi búsqueda de libertad, lo unico que gané fué dolor, vacío, soledad, frustración, y todo ese tipo de sentimientos que no provienen de un Dios que únicamente tiene para nosotros pensamientos de paz y bienestar.

Juan 8:32 dice que cuando conozcamos la verdad, entonces seremos libres. Y si sabemos y creemos que Cristo es el camino, la VERDAD y la vida (Juan 14:6), no tenemos por que buscarla en otro lugar. Ser verdaderamente libre no significa hacer lo que nos gusta y dejar de hacer lo que nos disgusta, es saber usar ese libre albedrío que Dios nos dió cuando creó al hombre para escoger entre la vida o la muerte (Prov 14:12) Y al escoger la VIDA nos encontramos libres de pecado y por tanto, de toda culpa y condena.

Hasta que entendí el significado de ser libre en Cristo pude darme cuenta que no hay ninguna razón por la cual debo ser presa de mis pensamientos o sentimientos. El ya hizo su parte, rompió las cadenas de esclavitud en la cruz. Nuestra parte es arrepentirnos, creer, recibirle en nuestro corazón, y sobre todo llevar cautivo todo pensamiento a El para poder experimentar la paz que sobrepasa todo entendimiento.

Y dejo por último una frase que escribí hace unos días en un cuaderno: mi verdadera libertad es ser esclava de Cristo! y yo se que siendo El mi dueño y Señor, mi recompensa será inmensa cuando me encuentre con El en el cielo!

Entradas populares de este blog

Pies de cierva en Lugares Altos

El comienzo...A vencer gigantes

Nací princesa y tendré mi corona!